MITOS Y LEYENDAS DE LA CULTURA PAISA

Recuerdo cuando era niña y en las algunas noches mis abuelos  empezaban a contar aquellas historias de terror autoctonas de nuestra cultura colombiana que nos hacian helar hasta los huesos, quien no recuerda la pata sola, la llorona, el pollo maligno, la madremonte, los duendes, quienes se convirtieron en las pesadillas de muchos de nuestros sueños, al escribir esto me envuelve una gran emocion porque recuerdo cuando reunidos mis hermanos y algunos amigos todos nos cogiamos de las manos, nos brazabamos y gritabamos al unisono, mientras sentiamos que un aire frio nos helaba lentamente la espalda.

Quienes de nosotros que tuvimos esta experiencia maravillosa no nos acostabamos y nos tapabamos con las cobijas hasta la cabeza esperando que estos seres demoniacos no nos fueran a alcanzar, mientras fiijabamos nuestros sentidos para percibir algo anormal, tal vez pollos haciendo pio, pio, pio, o una mujer llorando angustiosamente por una perdida.

Si no recuerdas estas historias o no tuviste la oportunidad de que te las contaran aca te dejo una pequeña reseña de cada una de ellas.

  LA PATA SOLA

lapatasola_thumb

Habita entre la maraña espesa de la selva virgen, en las cumbres de la llanura. Con la única pata que tiene avanza con rapidez asombrosa. Es el endriago más temido por colonos, mineros, cazadores, caminantes, agricultores y leñadores.

Algunos aventureros dicen que es una mujer bellísima que los llama y los atrae para enamorarlos, pero avanza hacía la oscuridad del bosque a donde los va conduciendo con sus miradas lascivas, hasta transformarse en una mujer horrible con ojos de fuego, boca desproporcionada de donde asoman unos dientes de felino y una cabellera corta y despeinada que cae sobre el rostro para ocultar su fealdad.

 LA LLORONA 

llorona1

La llorona convertida en el espíritu vagabundo de una mujer que lleva un niño en el cuadril, hace alusión a su nombre porque vaga llorando por los caminos. Se dice que nunca se le ve la cara y llora de vergüenza y arrepentimiento por lo que hizo a su familia.

Quienes le han visto dicen que es una mujer revuelta y enlodada, ojos rojizos, vestidos sucios y deshilachados. Lleva entre sus brazos un bultico como de niño recién nacido. No hace mal a la gente, pero causan terror sus quejas y alaridos gritando a su hijo.

Las apariciones se verifican en lugares solitarios, desde las ocho de la noche, hasta las cinco de la mañana. Sus sitios preferidos son las quebradas, lagunas y charcos profundos, donde se oye el chapaleo y los ayes lastimeros. Se les aparece a los hombres infieles, a los perversos, a los borrachos, a los jugadores y en fin, a todo ser que ande urdiendo maldades.

EL POLLO MALIGNO O POLLO MALO

el pollos malo2

Se dice de el pollo maligno o pollo malo es un espíritu maligno, que se escucha piar en los campos cuando en las horas de la noche se reúnen personas a cometer actos perniciosos como jugar cartas, contar chistes o tomar licor. Quien lo remede será atacado por el pollo malo.

Cuando se escucha su canto a lo lejos es porque está muy cerca, pero si se escucha cerca, el espíritu está muy lejos. Cuando se va por un camino y se le escucha cantar de frente, la persona no debe continuar el camino por que le esperan ratos muy desagradables.

 

LA MADREMONTE

la madremonte

La madremonte es considerada como una muy esbelta mujer, ama y guardiana de la selva. Su misión es impedir el atropello del hombre contra la fauna, y por esta razón su presa predilecta fueron siempre los cazadores. En las horas de la tarde cuando el sol declina y el cantico de las aves deja de escucharse, sale airosa a cuidar el monte. Cuando sorprende a los cazadores, en forma sigilosa y coqueta se aproxima a ellos y los conduce a la espesura del monte donde los devora. Su traje es de hojarasca y el solo mirarlo, encanta y hechiza.

EL DUENDE

el duende

Dícese de un ser descrito como un niño muy pequeño que lleva consigo un sombrero gigantesco. Persigue a niños y niñas de admirable presencia, especialmente aquellos de cabello rubio. Su estilo de conquista son los regalos y los juguetes que les ofrece para atraerlos y finalmente hurtárselos a sus padres.

“El duende” los lleva luego a la selva; si son buscados y encontrados, han de ser bañados con agua bendita por que los niños llevados por “el duende” se vuelven salvajes. La manera de prevenir la acción “del duende” al advertir su presencia es recortarle el cabello a la persona perseguida, pues solo lo mira quien es escogido para ser raptado.

About these ads

Publicado el julio 10, 2013 en Nuestras raices y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores

%d personas les gusta esto: